El Séptimo – Restaurantes y bares – Calle de Diego de Bravo, 7, Salamanca, Madrid – Restaurante – Reseñas – Número de teléfono

antiguedad laboral certificado

Calle de Diego de Héroe, 7
28006 Madrid
915 622 940

Comida excelente y una carta muy creativa, por lo que resulta muy complicado decidirse si solo tienes tiempo para un plato. Algunas raciones, como la de los raviolis de pera, son poco escasas, pero otras como la hamburguesa de vaco están conveniente acertadamente de tamaño. Me gustó el detalle de que el maitre preguntara si la quería con o sin pan, y no sólo el punto de la carne. El helado de chocolate está riquísimo y es consumado para compartir postre entre dos. Tienen menú del día pero no aparece en la carta tal cual, sino como escondido, lo cual no me gustó. Los que tienen muy buena pinta son los menús degustación, que encima salen mas baratos si reservas con El Tenedor. El precio, más o menos de 20 €/persona. Servicio atento y rápido, lo que se agradece si vas a ingerir entre semana y tienes poco tiempo.

Empecemos por afirmar que es un vegetariano, y que tiene una gran variedad de platos de este tipo. Pero además hay carnes. Cuando hicimos nuestro pedido nos trajeron unos trozos de zanahoria cruda con pinrel celeste, falta del otro mundo. Como entrante croquetas de manzana, muy buenas. Pedimos un solomillo con foie que estaba buenísimo, la carne era de buena calidad y estaba cocinada en su punto, perfecta. Y de postre tarta de manzana, que es casera. Pero no nos gustó mucho. El esfera es conveniente romántico e íntimo. El precio de cena resultó proporcionado caro, unos 30€ por persona. No lo recomendaría.

Su tramoya de casita rústica con colores vivos me enamoró, aunque en cuanto a la comida y el trato tengo mis reparos. Yo opté por unas berenjenas rellenas y mi concomitante por unos medallones de solomillo a la salsa de chocolate. Tardaron casi una hora en servirnos, poco que no me gustó falta ya que ese día yo especialmente tenía prisa, cuando nos sirvieron mis berenjenas singular de frías estaban casi crudas! Así que como no tenía tiempo para que se tomasen otra hora en hacérmelas un poquito más acabé por comerme tan sólo el pinrel fundido con tomate que venía de relleno. Nos gastamos más de 60 euros en un solo plato y una botella de agua. Tengo claro que no volveré.

Yo no soy mucho de vegetarianos, pero tengo que opinar que despues de ir obligado me capricho. Esta todo congruo bueno desde mi mas sincera ignorancia. Tiene menu y un buen servicio. Probarlo, no os arrepentireis. Aunque lo mejor sera uqe vayais con algún mas experimentado en estos mundos! PD: reservar

Interesante restaurante con una gran variedad de platos vegetarianos, aquí puede un carnívoro y un vegetariano tomar en la misma mesa, tomar a capricho y salir contentos.El específico es pequeño, si vas un fin de semana, mejor reservar. De precio es poco caro.La ornamentación es tremendamente hortera.

El Séptimo

El propietario o el responsable aún no ha tomado el control de esta página de negocio.

Toma el control para ver estadísticas, percibir mensajes de clientes potenciales y objetar a las reseñas.

Comida excelente y una carta muy creativa, por lo que resulta muy complicado decidirse si solo tienes tiempo para un plato. Algunas raciones, como la de los raviolis de pera, son poco escasas, pero otras como la hamburguesa de cabestro están conveniente adecuadamente de tamaño. Me gustó el detalle de que el maitre preguntara si la quería con o sin pan, y no sólo el punto de la carne. El helado de chocolate está riquísimo y es consumado para compartir postre entre dos.
Tienen menú del día pero no aparece en la carta tal cual, sino como escondido, lo cual no me gustó. Los que tienen muy buena pinta son los menús degustación, que por otra parte salen mas baratos si reservas con El Tenedor.
El precio, rodeando de 20 €/persona. Servicio atento y rápido, lo que se agradece si vas a tomar entre semana y tienes poco tiempo.

¿La reseña es …?

Empecemos por sostener que es un vegetariano, y que tiene una gran variedad de platos de este tipo. Pero asimismo hay carnes.

Cuando hicimos nuestro pedido nos trajeron unos trozos de zanahoria cruda con pinrel celeste, nadie del otro mundo.

Como entrante croquetas de manzana, muy buenas.

Pedimos un solomillo con foie que estaba buenísimo, la carne era de buena calidad y estaba cocinada en su punto, perfecta.

antiguedad laboral certificado

Y de postre tarta de manzana, que es casera. Pero no nos gustó mucho.

El circunstancia es asaz romántico e íntimo.

El precio de cena resultó harto caro, unos 30€ por persona.

No lo recomendaría.

¿La reseña es …?

Su ornato de casita rústica con colores vivos me enamoró, aunque en cuanto a la comida y el trato tengo mis reparos.

Yo opté por unas berenjenas rellenas y mi compinche por unos medallones de solomillo a la salsa de chocolate. Tardaron casi una hora en servirnos, poco que no me gustó ausencia ya que ese día yo especialmente tenía prisa, cuando nos sirvieron mis berenjenas menos de frías estaban casi crudas! Así que como no tenía tiempo para que se tomasen otra hora en hacérmelas un poquito más acabé por comerme tan sólo el pinrel fundido con tomate que venía de relleno. Nos gastamos más de 60 euros en un solo plato y una botella de agua.

Tengo claro que no volveré.

¿La reseña es …?

Ver este video: Thorium.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *