Portal del Cliente Bancario – Central de riesgos (CIRBE) – Cómo funciona

¿Qué es la

Central de Riesgos?

    • ¿Qué es?
    • ¿Para qué sirve?
    • ¿Cómo funciona?
    • ¿Qué es?
    • Es una colchoneta de datos sobre aventura de crédito, no un registro de morosos
    • Recoge los créditos, préstamos, avales que tienen las entidades con sus clientes
    • Garantiza calidad y confidencialidad de la información
    • ¿Para qué sirve?
    • Es un servicio público
    • Permite a las entidades evaluar el aventura cuando le piden un préstamo
    • Facilita la actividad de supervisión del Lado de España

    • ¿Cómo funciona?
    • Las entidades declaran cada mes sus riesgos de más de 6.000 euros y los datos de los titulares
    • Cualquier titular puede lograr a la información que le afecta
    • Los titulares pueden rectificar los datos inexactos o incompletos
  • Central de Riesgos

    Portal del Cliente Bancario

    Panel de Control

    Cómo funciona

    Las entidades tienen que determinar mensualmente a la Central de Información de Riesgos (CIR) la práctica totalidad (hay algunas excepciones) de sus riesgos de crédito y los titulares a quienes corresponden, incluyendo los datos, características y circunstancias más significativas.

    Están obligados a decidir a la Central de Información de Riesgos (CIR) el Cárcel de España, las entidades de crédito españolas (los bancos, cajas de ahorros, cooperativas de crédito y el ICO); las sucursales en España de las entidades de crédito extranjeras, el fondo de garantía de depósitos, las sociedades de garantía recíproca y reafianzamiento, los establecimientos financieros de crédito y aquellas otras entidades que determine el Empleo de Economía y Competitividad a propuesta del Cárcel de España.

    Los riesgos declarados se clasifican en dos grandes grupos:

    1.- Riesgos directos. Son los que se derivan de préstamos o créditos, de monises o de firma (fundamentalmente, avales) y de las operaciones de arrendamiento financiero (el llamado ‘leasing’), así como los títulos de renta fija que posea la entidad.

    2.- Riesgos indirectos. Son los de quienes garantizan o avalan a otros clientes que tienen concedidos préstamos o créditos por la entidad. Por ejemplo, avales, afianzamientos y garantías personales, firmas comprometidas en los mercancía financieros y firmas que hayan sido tenidas en cuenta por la entidad declarante para la asunción del aventura.

    Los datos declarados a la Central de Información de Riesgos (CIR) por las entidades serán exactos y estarán puestos al día, de forma que reflejen fielmente la situación de los riesgos y de sus titulares.

    Mensualmente la Central de Información de Riesgos (CIR) comunica a las entidades información agregada sobre los riesgos en el sistema, de los titulares que tienen declarados. No se le facilitan los datos de los titulares cuyo peligro acumulado en una entidad sea inferior a 9.000 euros.

    Ver este video: Spot Costado Santander (Confianza)


    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *